Prevención del Suicidio: señales de alarma

El 10 de septiembre, se conmemora el día de la prevención del Suicidio. Desgraciadamente cada vez se presentan más casos de personas que atentan contra su vida no solo en la etapa adulta, sino desde edades tempranas.

La prevención es posible si nos damos cuenta de las señales de alerta. Por esta razón nos acompaña y comparte valiosa información la Dra. Fernanda Flores Mejía quien es médico psiquiatra.

¿Cuál es su percepción como especialista en temas de salud mental con respecto a los efectos o consecuencias del confinamiento de las familias desde que comenzó la pandemia del Covid?

Debido a la pandemia por COVID-19 y a las medidas impuestas para contener la propagación del virus, todos tuvimos que enfrentarnos a situaciones como el distanciamiento físico, el trabajo y la escuela desde el hogar, problemas económicos o de desempleo, la falta de contacto físico con los seres queridos y amigos, la incertidumbre sobre el avance de la enfermedad, el miedo por nuestra salud y la salud de personas que nos importan.

El miedo, la preocupación y el estrés son respuestas esperadas en momentos en los que nos enfrentamos a la incertidumbre, a lo desconocido o a situaciones de cambios o crisis. Así que es normal y comprensible que la gente experimente estos sentimientos en el contexto que estamos viviendo.

Sin embargo, toda esta nueva realidad se ha traducido en niveles más altos de estrés y esto ha disparado distintos problemas de salud mental, como lo son la ansiedad, la depresión y los trastornos por consumo de sustancias.

¿Por qué motivos un padre o madre de familia deberían buscar el apoyo de un psiquiatra?

Un psiquiatra es un médico especialista que se encarga de diagnosticar, prevenir y tratar problemas de salud mental.

Por lo tanto, se puede acudir con un psiquiatra cuando ocurran cambios importantes en la conducta, alteraciones en el estado de ánimo, cuando se presenten pensamientos inusuales o problemas en el sueño, la alimentación y la concentración. 

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), aproximadamente 1 de cada 5 niños y adolescentes tiene una enfermedad mental, y cerca de la mitad de los trastornos mentales aparecen antes de los 14 años de edad.

¿Cuál es la diferencia entre un psicólogo y un psiquiatra?

Ambas son disciplinas enfocadas en la salud mental.

Un psiquiatra estudia medicina y se especializa en enfermedades mentales. Se encarga de diagnosticar y tratar las enfermedades mentales abordándolas principalmente desde su parte fisiológica. Por lo tanto, suele recetar medicamentos para equilibrar la bioquímica cerebral, pero también pueden especializarse en diferentes tipos de psicoterapia.

Un psicólogo estudia psicología y se especializa en el área de salud mental. También evalúa y trata las enfermedades mentales, pero emplea la psicoterapia e intervenciones en las conductas, los pensamientos y emociones de la persona.

Estar en un estado de depresión prolongado es un importante signo de alarma

¿Es necesaria la medicación para tratar a pacientes psiquiátricos?

No, no siempre. Hay muchos tipos de padecimientos que pueden beneficiarse solamente de un abordaje psicoterapéutico, y sobre todo en niños y adolescentes no se suele considerar el tratamiento con medicamentos como primera opción. Sin embargo, cuando se trata de una enfermedad muy grave, de difícil control o que no ha respondido a la psicoterapia, siempre se debe considerar el tratamiénto farmacológico.

¿Por qué razones y para qué se utilizan los medicamentos en los casos de padecimientos psiquiátricos?

No todos los medicamentos psiquiátricos son iguales ni tienen las mismas indicaciones, por lo que para utilizarlos, se debe hacer una evaluación personal de cada paciente. No obstante, se pueden llegar a utilizar fármacos en casos de depresiones graves, trastornos de ansiedad, trastornos obsesivos, trastornos psicóticos, trastornos de la conducta y los impulsos, deficit de atención, etc.

¿Un paciente diagnosticado debe hacer consultas de por vida o solo por un tiempo determinado? 

No siempre, la duración de la consulta y el tratamiento psiquiátrico se adapta a las necesidades de cada paciente y de las enfermedades que presenten.

Algunos esquemas de tratamiento, como los indicados para los trastornos depresivos y ansiosos, suelen mantenerse por un tiempo promedio de 6 meses a 1 año. El tratamiento para el TDAH (trastorno por deficit de atención e hiperactividad) debe basarse en los síntomas de la persona y en las estrategias de compensación que desarrolle.

Otros esquemas farmacológicos, como aquellos para personas con enfermedad bipolar o trastornos psicóticos, suelen tener una duración mucho más prolongada e indefinida.

Cada persona es un caso único y lo mejor que podemos hacer es asesorarnos y no dejar el seguimiento con nuestro psiquiatra.

Hablemos de depresión. ¿Qué es y desde qué edades se pueden identificar casos de personas con padecimiento de depresión?

La depresión es una enfermedad médica. Es más que sentirse triste durante unos días, es un intenso sentimiento de tristeza, desesperanza, ira o frustración, que dura un tiempo prolongado y tiene una intensidad importante. Puede presentarse desde la infancia. Estos sentimientos hacen que te sea difícil tener una vida normal y hacer tus actividades habituales. También puedes tener problemas para concentrarte y no tener motivación o energía. La depresión puede hacerte difícil disfrutar tu vida normal.

Los trastornos depresivos se pueden expresar de formas distintas según el desarrollo cognitivo y social del niño, por lo tanto, los síntomas y el tratamiento de la depresión dependen de la edad del paciente y de las circunstancias que la precipitaron. Pero se han llegado a identificar datos depresivos en niños desde los 3 a 6 años de edad.

¿Cuáles son las razones por las cuales un niño o adolescente puede sufrir de depresiones?

Hay múltiples factores que están asociados con la aparición, la duración y la recurrencia de trastornos depresivos, incluyendo: factores genéticos, la biología y química cerebral, los cambios hormonales y los eventos estresantes como traumas, muerte de un ser querido, bullying y abuso o maltrato.

¿Qué consecuencias pueden derivarse si no se atiende oportunamente?

Si no se trata a tiempo, existe un riesgo más alto de abandono escolar, aparición de otras enfermedades de salud mental, abuso de sustancias y la presencia de conductas suicidas.

¿De qué manera una mamá o papá nos podemos dar cuenta de que hay alguna situación preocupante con nuestros hijos?

No siempre es fácil saber cuándo tu hijo tiene un problema grave. Estresores de todos los días pueden provocar cambios en su comportamiento. Por ejemplo, tener un nuevo hermanito o ir a una nueva escuela puede hacer que un niño se comporte diferente de forma temporal.

¿ Ante qué situaciones debemos estar en alerta?

Señales de advertencia de que pueden cursar con un problema más grave se muestran en el siguiente gráfico:

Otros factores pueden ser:

  • Cambios drásticos en el estado de ánimo, el comportamiento o la personalidad
  • Dolores de cabeza o de estómago frecuentes
  • Malas calificaciones a pesar de mucho esfuerzo
  • Hiperactividad o inquietud

En su opinión ¿están las escuelas y profesores preparados para identificar en los niños o adolescentes en el caso de que alguno de sus alumnos estén atravesando por una situación de depresión?

Creo que igualmente depende mucho de cada caso, cada situación. Pero es cierto que cada vez se le esta dando más prioridad y espacio a estos temas. Debemos seguir trabajando con los maestros y los papás para sensibilizarlos en temas de salud mental.

¿Qué protocolo de actuación existe para educadores y/o padres de familia para estar al pendiente de posibles casos de niños o adolescentes en posición de vulnerabilidad hacia el suicidio?

Lo más importante es la atención de los miembros de la familia y del personal educativo. Se debe apoyar al niño y no descuidar o desacreditar sus sentimientos y problemas, especialmente si está atravesando un período estresante o cambios profundos en su vida.

Se debe prestar atención a su comportamiento y a sus actividades de forma que sea posible detectar signos que sugieran la presencia de depresión o pensamientos suicidas.

Algunos síntomas que podrían ser preocupantes:


– Trastornos del sueño (dormir mucho o muy poco)
– Pérdida del apetito y/o de peso
– Aislamiento social
– Pérdida del interés en las actividades preferidas
– Absentismo escolar
– Agresividad física o psicológica
– Abuso de alcohol o drogas
– Falta de preocupación por la apariencia e higiene
– Correr riesgos innecesarios
– Interés por la muerte
– Envío de mensajes preocupantes por internet
– Malas notas o problemas escolares inusuales
– Dificultad para concentrarse
– Pensamientos negativos respecto a sí mismo

En su opinión, ¿existe apertura en la sociedad para hablar de suicido en adolescentes, jóvenes o adultos?

El suicidio aún se considera un tema tabú en la sociedad, no se diga cuando queremos hablar del suicidio infantil/adolescente. Es díficil encontrar que se hable abiertamente del tema, sin embargo es muy necesario y urge, ya que los niños y adolescentes son una población que se ha visto muy afectada.

En México, en el año 2010 se reportaron 118 defunciones en niños y adolescentes a causa del suicidio; durante el 2018 la incidencia fue de 641 casos en este grupo de edad; y para el año 2020 la cifra ascendió hasta los mil 150 suicidios.

La buena noticia es que cada vez se logran más avances a la hora de visibilizar esta situación.

¿A quién se puede acudir en casos de alguna emergencia?

Siempre que haya alguna duda, señal de alerta o preocupación, hay que asesorarse con un profesional de la salud mental. En el caso de una emergencia nunca debe verse en una consulta regular, debe ser atendida en un hospital que cuente con servicio de urgencias. En Nuevo León existen algunos centros de atención psiquiátrica de urgencias, como el Hospital Psiquiátrico del estado y el Hospital Universitario.

¿Qué recomendaciones finales le gustaría compartir con los lectores de Kidtopia?

Que si sienten que necesitan ayuda, si ya dudan sobre la salud mental de sus hijos, si pueden identificar señales de alerta en su niño/a o adolescente, no se queden sin actuar.

La idea de que solo van al psiquiatra los “locos” sigue muy presente en la actualidad y necesitamos luchar contra el estigma y la discriminación en salud mental.

Este 10 de septiembre se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el objetivo de concienciar a nivel mundial que el suicidio puede prevenirse.

Está en nosotros:

Normalicemos la existencia de la enfermedad mental y la necesidad de acudir con el especialista de salud mental.

————

La Dra. Fernanda Flores Mejía es médico psiquiatra. Estudió la carrera de Medicina General en la Universidad de Monterrey, posteriormente realizó la especialidad de Psiquiatría en el Tecnológico de Monterrey. Además está certificada por el Consejo Mexicano de Psiquiatría.

Se especializa en el apoyo a pacientes con síntomas de ansiedad, pánico, depresión, estrés, psicosis, TOC, traumas, TDAH y problemas del sueño.

www.tupsiquiatrafer.com

Instagram: @tupsiquiatra.fer

e-mail: fernanda.floresme@gmail.com

teléfono +52 81 1077 7153

Obtener Certificaciones escolares es posible

Nos encontramos con Lupita Bernal. Ella a través de su experiencia profesional y del Instituto que dirige en Nuevo León, apoya en la preparación a quien desee ser admitido en la Preparatoria, Facultad y Universidad y que así pueda tener mejores oportunidades en su vida profesional.

Gracias Lupita por tu tiempo y palabras.

Lupita, ¿cómo comenzó tu inmersión en el mundo educativo?

Fueron varios contactos, el primero fue aproximadamente en el año 1990 al trabajar en Recursos Humanos de una empresa del autoservicio desarrollé un Programa de Educación para Adultos, junto con el INEA dando como resultado inicial la obtención de 13 certificados de Secundaria.

También di clases dos años en la Facultad de Trabajo Social y Desarrollo Humano y en el año 2007 inicié mi participación con la Universidad de una empresa de autoservicio con presencia nacional desempeñando la función de docente de la Preparatoria Abierta.

Desde entonces uno de los cursos más solicitados y que me ha brindado muchas satisfacciones ha sido el de apoyar a los adultos mayores para lograr su certificación de Bachillerato.

Lupita Bernal ayuda a las personas a que continúen su formación académica
apoyándolos en su preparación para su ingreso a preparatorias y universidades.

¿A quiénes das servicio en tu academia?

Nuestro público es diverso, desde los que cursan la Educación Básica hasta los de nivel Licenciatura, ya que realizamos Asesorías extraescolares y preparamos a adolescentes y jóvenes para ser Aceptados en Preparatoria y Facultad en diversas Universidades como la UANL y las demás del resto del país que aplican los exámenes EXANI-I y EXANI-II. 

También atendemos a quienes desean aprender Inglés y del extranjero a quienes están interesados en aprender Español.

¿Qué tipo de alumnos son los que acuden a tu academia?

En su mayoría los que aspiran a obtener su certificado de Preparatoria mediante el Acuerdo 286 de la SEP, aprobando un único examen aplicado por el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (CENEVAL). 

Nuestros servicios son contratados por particulares y empresas que procuran el desarrollo académico de sus empleados.

También contamos con estudiantes del nivel Básico y Medio Superior que aspiran a ingresar a Preparatoria y Facultad de la U.A.N.L..  Así mismo brindamos atención a distancia a estudiantes del sistema escolarizado interesados en ingresar a la mayoría de las Universidades del país.

¿Qué fortalezas y debilidades son palpables para ti en términos de preparación académica previa a que tomen tus cursos?

Son diversas, varían por grupo de población atendida, región, escuela de procedencia, experiencias de vida y por ello es muy importante partir de un diagnóstico individual y dar una atención lo más personalizada posible, acompañado de un servicio de tutoría que brinde seguimiento a los cumplimientos de objetivos académicos y detecte oportunamente las situaciones que obstaculicen el avance de los estudiantes.  Siempre será muy importante desarrollar el interés y participación del estudiante, para que los resultados se logren.

En el caso de las áreas que requieren más atención de los estudiantes que recibimos de Primaria y Secundaria son Matemáticas, Física, Química, Inglés y Español (Comprensión lectora y redacción).

¿Por qué crees que tus alumnos llegan en esas condiciones a tu Instituto?

Porque regularmente las revisan en el sistema escolarizado de una manera teórica, no se les hace énfasis en la comprensión, recurren aún al método de memorizar para aprobar y les falta enlazar los conocimientos con la realidad, ver los beneficios prácticos que les aportará esa información y el desarrollo de las habilidades. 

En el caso de la clase de Inglés y Español (Comprensión lectora y Redacción) les falta mucha práctica, porque relacionan la lectura como una tarea, no como una actividad lúdica, interesante y los adultos tenemos mucho que ver en eso, nos falta promover la lectura desde la infancia.

¿Están las escuelas en México en el nivel académico que se espera para preparar a sus alumnos para las etapas de prepa y universidad?

Muchas escuelas, colegios y maestros hacen su mejor esfuerzo, pero no es suficiente, hemos detectado falta de conocimientos en temas muy básicos hasta en estudiantes de Preparatoria. 

Considero que debe haber una línea de parte de la SEP que contemple en los Programas la orientación al desarrollo humano integral, no aislado y enfocado a la importancia de la calidad y reconocimiento de la misma, tanto para estudiantes, como para docentes y escuelas; que fomente, involucre y premie también la participación de los padres como principales formadores de los estudiantes y que incluya la participación de una profesional de Trabajo Social que integre equipos interdisciplinarios dirigidos a lograr los objetivos académicos y de desarrollo integral. 

Nosotros contamos con ese rol en nuestra Institución y nos ha sido de gran apoyo.  Si nuestro sistema educativo involucra en sus programas estos elementos trabajando en equipo: gobierno, escuelas, docentes, trabajadoras sociales, padres de familia y agentes evaluadores, mejorarán mucho los resultados de nuestros estudiantes.

¿Qué recomendaciones darías a las escuelas en su formación hacia los alumnos?

Realizar un diagnóstico de las necesidades del equipo docente y administrativo para implementar cursos de capacitación y actualización de estrategias didácticas, revisar las metodologías utilizadas, también partir de un diagnóstico inicial de los conocimientos de sus estudiantes y planear las acciones adicionales que se requieran. 

Dentro de lo posible, contratar a un Trabajador o Trabajadora Sociales que brinde atención en sus instituciones e involucrar a los padres en cursos, talleres y reuniones de integración.

¿Qué recomendaciones darías a los padres de familia con respecto a la educación de sus hijos?

Lo plantearía de la siguiente forma:

Escucharlos, dedicarles atención y tiempo   El ritmo de vida actual nos hace estar presentes en cuerpo, pero ausentes en mente, con preocupaciones diversas que, aunque es importante atender, no deben alejarnos de disfrutar ese tiempo maravilloso con los seres que trajimos a este mundo.   
Convivir con ellos  Conocer a sus amigos y a sus padres.  
Ser empáticos, comprenderlos antes de juzgarlos  Ponernos en su lugar, pero no ceder a todo lo que nos solicitan, “por no batallar o no verlos enojarse”.  Ceder siempre no les ayuda a desarrollar la tolerancia a la frustración; es de sabios saber decir “no” cuando nuestra lógica y sentido común así nos lo dicten, o buscar consejo si tenemos dudas.  
Respetarlos, pero no perder ante ellos el rol de padres  Eso les dará a ellos seguridad y aprenderán también a respetar a los demás.  
Recordar siempre que educamos con el ejemplo  Podremos aconsejar, pero ellos aprenderán lo que vean en nuestro comportamiento.  
Establecer acuerdos  Para que los hijos asuman responsabilidades y compromisos y respetar esos acuerdos.  
Estar atentos a cambiosHay varias formas en que nos podemos dar cuenta: un cambio en calificaciones o de comportamiento, en base a ello podemos tomar las medidas que aseguren el aprendizaje, desarrollo y bienestar de nuestros hijos.  

Si pudieras hablarles a los niños y adolescentes que están aún en primaria y secundaria, ¿qué recomendaciones les darías, dada tu experiencia con alumnos de mayores edades?

Que sueñen, que no habrá imposibles para ellos y que mientras más pronto identifiquen sus aspiraciones, podrán orientar hacia ellas su energía y tiempo.

Que aprovechen las oportunidades que ellos tienen, específicamente en el aspecto educativo, algunas personas de generaciones anteriores o de otras comunidades en este tiempo, no tienen las facilidades que tienen ellos para estudiar y cuando son adultos y lo requieren, les es más difícil, porque tienen más obligaciones: familia, trabajo, tal vez problemas de salud, y esa preparación que hoy tengan les ayudará a realizar sus sueños.

Nunca digan que no pueden, tengan fe en ustedes mismos.  Todo requiere tiempo, estudio y/o práctica, pero se logra, lo importante es querer hacerlo, hay muchos ejemplos que lo demuestran: artistas, deportistas, profesionistas, etc.

¿Cómo puede ayudarles Instituto Kepler a los alumnos con rezago académico?

Podemos distinguir nuestros servicios en los siguientes grupos:

  • A los estudiantes de sistemas escolarizado brindamos Asesorías en las materias de su interés y/o necesidad, desde los niveles básicos de Primaria, hasta Licenciatura.
  • A los alumnos interesados en lograr su Ingreso a la Preparatoria o Facultad de su interés tenemos los cursos “One-K” y “Two-K”.
  • A todas las personas que por algún motivo no se adaptaron a un sistema escolarizado de Preparatoria o no pudieron concluir tenemos el curso que los prepara en 4 meses para desarrollar las competencias a ser evaluadas por CENEVAL y aprobar su examen que les permitirá que tramiten su certificado ante la SEP.

Es importante aclarar que este examen puede presentarse desde los 15 años y no hay límite de edad; también considerar que el certificado tiene validez oficial al ser proporcionado directamente por la SEP, esto les permite a nuestros egresados ingresar a cualquier Universidad pública o privada.

———————–

Lupita Bernal es una emprendedora y reconoce en su travesía el apoyo de su esposo e hija. Cuenta con 20 años de experiencia en las áreas de Recursos Humanos. Actualmente se desempeña en el sector educativo siendo una de sus grandes motivaciones el ver que sus alumnos han logrados sus metas: ser admitidos a la Preparatoria, Facultad y Universidad que eligieron y luego saber que se han graduado de ellos.

Coordina el Instituto Kepler en Monterrey, Centro Beta – la cual es Institución hermana del Centro Alfa en la ciudad de México – apoyando alumnos al Ingreso a la UNAM, Politécnico, UAM y COMIPEMS.

e-mail gbernal@institutokepler.com.mx

https://institutokepler.com.mx

Teléfono +52 81 13 199 574 y  1550 5243