El ser creativos es parte de nuestra esencia como seres humanos. Todo el tiempo estamos resolviendo y buscando maneras más sencillas, más fáciles, más rápidas de hacer nuestras tareas diarias. ¿Pero qué pasa en la escuela, en nuestros trabajos e incluso nuestras labores domésticas?

El hacer cualquier tarea siempre buscamos la ruta más sencilla y rápida para llegar a su objetivo: cumplirlo a cómo de lugar. Nuestro cerebro tiene caminos o conexiones que a lo largo de los años se han formado, y siempre es valioso poder tener rutas alternas o nuevas rutas para la solución de problemas.

Al retarnos a nosotros mismos estamos desarrollando nuestra creatividad en su manera más pura. Con los elementos que tengo, ¿cómo puedo hacerlo mejor?

Los médicos sugieren que un cerebro activado es más difícil que desarrolle enfermedades de deterioro cognitivo.

Replantarse el cómo hacer las cosas nos ofrece una opción de ver la vida en mejora continua: descubrimos que hay formas más sencillas de hacer las cosas o de manera mucho más eficiente como lo que estamos acostumbrados a hacerlas.

La creatividad se desarrolla con el ejercicio continuo, al estar siempre ideando formas nuevas de hacer las cosas.

Te invito a que hagas de tus actividades rutinarias de forma diferente cada día:

Haz lo que tengas que hacer, de manera diferente

 

Todo esto activa de nuevas formas nuestro cerebro y en definitiva nos hace ser más creativos, pasando un rato divertido y liberando las hormonas de la felicidad, las endorfinas.

Otra técnica importante es la de hacerle preguntas a los niños y que estos cuestionamientos los impulse a indagar en su interior. Esto hace que su mente siempre esté buscando nuevas soluciones y es un excelente ejercicio para el desarrollo de la creatividad.

El ser creativos nos hace muy felices, tenemos la confianza de que siempre tendremos a la mano una buena solución a nuestros problemas o rutinas diarias.

El fallar también nos hace más creativos. Es por eso por lo que cuando vemos que nuestros hijos se equivocan en algo, es mejor decirles: “¿esa es la mejor forma en que puedes hacer esto, o puedes hacerlo de una manera diferente?”.

Y como papás, cuidado con esto: una de las cuestiones que más atentan o matan a la creatividad, es cuando señalamos, regañamos o cuestionamos las acciones o respuestas de nuestros niños.

Se necesita mucha paciencia por parte del adulto, para hacerlos cuestionarse y que ellos se den cuenta que hay muchísimas soluciones para un mismo problema y que todas son válidas.

Esto aumentará su autoestima y de adultos serán personas más seguras y determinantes en sus acciones.

El ser creativos es una cualidad muy importante, porque al contar con ella la vida es más sencilla.

—————————

Laura Nolla es mamá de 2 hijos. Arquitecta de profesión y apasionada de la creatividad. Es fundadora de la academia de Creatividad e Innovación CreaTVT.

creatvtmx@gmail.com

T. +52 81 8366 0112